sábado, 27 de octubre de 2012

FABINES DEL MANDILÍN CON PATATES (LIGERAS)

Les fabines del mandilín son esas que veis en el cuenco en crudo, son pintas como las vacas (a manchas blancas y marrones) en Asturias se comen mucho y están muy buenas, admiten "compangu" compañía de chorizo de morcilla y de todo lo que queráis, pero yo las pongo estofadas y con una pechuguina de pollo que no tiene grasa.
 
 
 
1/2 Kg de fabines del mandilín
2 Patatas triscadas en trozos
1 Zanahoria en trozos
1 Cebolla picadita
1/2 Puerro picadito
1 Diente de ajo picadito
Unas hojas de perejil
Una pechuga de pollo
Una cucharada de pimentón de La Vera
Una hoja de laurel
Sal,  una cucharada de aceite de oliva virgen extra y agua.
 
 
Poner a remojo les fabines la noche anterior.
Al día siguiente tirar el agua del remojo (eso hará que den menos gases)
Poner al fuego les fabines, la pechuga, la cebolla, la zanahoria, el puerro, la hoja de laurel y el perejil, cubierto de agua fría.
Cuando comiencen a hervir, echar las patatas y un refrito con el diente de ajo y el pimentón (cuidando no se arrebate)
Cocer hasta que estén en su punto y si hace falta añadir agua fría poquito a poco. Como veréis es un plato sabroso y totalmente ligero, si os parece podéis poner huevo duro y guindillas en vinagre, pero eso va en gustos.
 
 

2 comentarios:

  1. Así me gustan a mi con huevo cocido,que plato mas rico.besinos

    ResponderEliminar